Revolcadores (Murcia)

jueves, 15 de diciembre de 2016

Preventori - Ermita de Sant Cristòfol - Alt de les Pedreres - Barranc del Cint (Alcoi)


En el siguiente enlace se puede descargar el track de la ruta para el GPS: Preventori - Ermita de Sant Cristòfol - Alt de les Pedreres - Barranc del Cint (Alcoi).

_____________________________________________




Ruta circular en el sentido de las agujas del reloj que parte desde el Preventori. La primera parte de la ruta se encuentra señalizada por el PR-CV 133.1 y por la ruta amarilla del Parque Natural de la Serra Mariola. 
Los primeros pasos transcurren por camino junto a un pequeño barranco hasta llegar a l'Horteta del Pobre donde se encuentra una pequeña área recreativa con su fuente y balsa (vacía). A partir de ahí comienza la subida, tras pasar por un puente de madera, por senda hasta la ermita de Sant Cristòfol, a 920 metros de altitud. Junto a ella se alza una gran cruz metálica. Las vistas son amplias aunque un mar de nubes tan sólo nos permite ver Alcoi y los puntos más altos de las montañas circundantes. 

Continuamos el recorrido y la ruta amarilla del Parque Natural se desvía. Nosotros continuamos por las marcas blancas y amarillas del PR ascendiendo hacia el Alt de les Pedreres (1.058 m) disfrutando de las vistas que nos proporciona la elevada posición sobre el borde rocoso de la montaña. En este tramo podemos ver numerosos buitres posados en los salientes y aristas de la pared. 

Desde el Alt de les Pedreres comenzamos un pequeño descenso. Al alcanzar un pequeño collado nos desviamos hacia la izquierda (siguiendo el PR) con la intención de llegar al camino, punto donde este PR se une con el principal, y ver el projecte Canyet, lugar donde se encuentran los buitres que son reintroducidos en esta parte de las comarcas alicantinas. Tras poder observar desde el camino algunos de estos buitres en cautividad, regresamos al pequeño collado donde nos desviamos y desde allí seguimos hacia delante, con otra pequeña subida. 

Una bajada con cierto desnivel nos conducirá hasta un camino junto al Barranc del Cint, punto donde comenzaremos a ver las marcas blancas y rojas del GR-7 que nos acompañarán hasta el final del recorrido en el Preventori. Junto al camino pronto pasaremos por el Mas del Barranc y a partir de ahí el camino da paso a una senda en gran parte empedrada. El tramo junto al barranco, unido a las vistas de subida al Alt de les Pedreres, son los puntos más singulares de la ruta. 

Algo más abajo, junto al mismo cauce, nos encontramos con el Maset del Potro, vivienda tan próxima al cauce que nos hace pensar en el riesgo en momentos de crecidas. 

La guinda de la ruta, antes de salir del barranco, se encuentra en el Estret del Cint (el estrecho del Cinto), lugar donde las paredes del barranco se aproximan y se desciende por unas escaleras de piedra, junto a un pequeño canal de agua (no funcional) tallado en la roca. Un sitio digno de ser visitado. 

Al salir del estrecho pronto llegamos a un camino que enlaza con la carretera que pasa por el Preventori. Seguiremos las marcas del GR junto a la carretera pero pronto nos desviaremos por una senda que pasa por encima del túnel, desde donde podremos volver a contemplar vistas hacia Alcoi desde un mirador. Más adelante la senda vuelve a descender a la carretera, mucho más cerca del Preventori. Llegaremos a los coches caminando junto a ella.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Ruta Castellar de Meca - Arco de San Pascual (Ayora)



En el siguiente enlace se puede descargar el track de la ruta para el GPS: Ruta Castellar de Meca - Arco de San Pascual (Ayora).

______________________________________________________




Ruta para realizar una visita completa al poblado íbero de Castellar de Meca (siglos IV-III a.C.) y al pétreo arco de San Pascual donde se pueden contemplar unos fantásticos petroglifos. Las visitas solamente se pueden hacer los domingos por la mañana, desde las 09.00 hasta las 14.00 horas. 

El inicio se encuentra en el aparcamiento habilitado al que se llega desde la carretera que une Casas de Madrona con Alpera (con indicaciones colocadas desde la carretera). A partir de ahí se deben seguir las marcas y postes y no salirse del sendero. Tras pasar un campo con pequeños pinos comienza una ligera subida que nos conducirá hasta la fuente de Meca, con un pequeño abrevadero pegado a una roca. Junto a este punto nos encontramos la primera bifurcación: hacia la derecha se dirige hacia las escaleras y recto se continúa por el Camino Hondo. Nosotros seguiremos recto por el Camino Hondo, principal y único acceso para las mercancías. 

La primera parte del camino se encuentra excavado en la tierra y al llegar a la entrada principal el camino está tallado en la roca. Es a partir de aquí donde más llama la atención el legado que dejaron. Sorprende la profundidad que alcanza el camino tallado, con más de 4 metros, en la gran curva. Tras pasar el giro del camino llegamos a la planicie de la meseta donde se asentaba la ciudad. Se trata de la parte más septentrional de la Sierra del Mugrón, aislada, conocida con el nombre de Puntal de Meca. El yacimiento ocupa una extensión de unas 15 hectáreas y en él se han encontrado restos de diferentes épocas (Bronce, íberos, romanos, medieval). 

Al pasar la gran curva y antes de realizar el recorrido por Castellar de Meca, nos desviamos hacia la izquierda para dirigirnos al arco de San Pascual. Saldremos del yacimiento junto a los restos de la muralla más oriental y subiremos, tras pasar por un pequeño sabinar en la umbría, al Puntal de Meca. La subida se realiza por el único lugar por el que es posible ascender al Mugrón por este lado de la sierra. Y una vez allí la ruta vuelve a bifurcarse. Desde este lugar habrá que tener precaución ya que la ruta transcurre por pequeñas sendas y trochas de animales, y en ocasiones por monte a través aunque no es difícil caminar. Es más que recomendable el uso de algún aparato GPS para seguir el trazado. 

El tramo que transcurre junto al borde de la sierra del Mugrón es más fácil e intuitivo ya que se aprecia un sendero en casi todo el recorrido, además de algunos hitos (mojones) de piedras que han ido colocando algunos senderistas para ayudar el seguimiento del recorrido a otras personas. 

Nos desviaremos hacia la derecha para comenzar a descender hacia el Rincón de San Pascual al acercarnos a la cabecera de un barranco frente a nosotros. Al comenzar a descender encontraremos un sendero más marcado que nos conducirá sin problemas al Arco de San Pascual, gran roca caliza en el fondo de un valle al que llegan numerosos barrancos de pequeño recorrido. Los procesos kársticos han modelado una singular forma a la roca en la que se encuentran unas cazoletas y grabados de unos 3.000 años de antigüedad. 

Tras visitar el arco regresamos por el senderillo, hacia el norte, junto al barranco. El sendero es más o menos claro durante un largo tramo mientras transcurre cerca del barranco, pero una vez nos desviamos hacia la izquierda para volver a subir a la parte alta de la sierra el sendero se desdibuja. La dirección que tomamos es hacia el norte, ascendiendo monte a través, hasta volver a encontrar en la parte alta otra vez el sendero por el que seguimos. Alcanzaremos la cota más alta de esta parte de la sierra (1.142 m) momento en el cual nos desviamos hacia el noroeste, otra vez monte a través para enlazar con el punto por donde se baja de nuevo y se accede otra vez a Castellar de Meca. 

Una vez en el poblado realizamos la visita siguiendo el camino tallado, pasando junto al mayor depósito conocido como el Trinquete. Por el camino llegamos al punto más occidental del yacimiento y el descenso lo realizamos por un sendero que hay en un pequeño barranco que nos conduce a las escaleras modernas talladas en la roca. Junto a estas escaleras podemos ver unos pequeños orificios en la roca que son las escaleras originales de acceso. 

Tras bajar las escaleras seguimos bajando un poco más y enlazamos con el sendero junto a la fuente de Meca. El regreso hasta el aparcamiento es deshaciendo los primeros pasos que dimos.


miércoles, 16 de noviembre de 2016

La Ruta del Hilo Rojo (Ayora)



No todas las rutas que se pueden realizar son de montaña. Hay muchos más tipos de rutas entre las que se encuentran las rutas urbanas que, generalmente, suelen ser más cortas pero con un mayor número de puntos de interés dada la concentración de construcciones, edificios y lugares singulares en los cascos urbanos. Un buen ejemplo de este tipo de rutas es la que se encuentra en el municipio valenciano de Ayora: la Ruta del Hilo Rojo.


A través de una bonita leyenda se puede recorrer gran parte del callejero ayorino. Todo comienza en la Tourist Info Ayora donde los técnicos de turismo de la localidad nos proporcionan toda la información necesaria para realizar, entre otras cosas, este recorrido. Según cuenta la leyenda, todo comenzó hace muchísimo tiempo cuando abandonaron en las puertas del Convento de San Francisco a una pequeña que fue cuidada y criada por los franciscanos. Pasaron los años y el bebé creció y se convirtió en una joven inquieta y curiosa. Tras pasar toda su vida tras los muros del convento escuchando muchas historias de la Villa de Ayora, su inquietud era máxima. La joven se hizo una capa de lana roja que le cubría desde la cabeza hasta los pies y una noche de luna llena decidió salir para contemplar todos los lugares de los que tanto había oído hablar. Tal era su nerviosismo y asombro al salir que no se dio cuenta que una hebra de la capa se quedó enganchada en una argolla que aún se puede ver en la pared del convento.

La joven recorrió fascinada gran parte del pueblo sin darse cuenta que iba dejando un largo hilo rojo tras de si. Con el paso del tiempo este rastro quedó pintado y ahora nos invita a todos los que queramos visitar la localidad a seguir los pasos de aquella joven.


En la oficina de turismo nos facilitarán el callejero con el recorrido. También es posible pedir la audioguía y escuchar las narraciones en cada una de las paradas. Y si disponemos de lector de códigos QR en nuestros teléfonos móviles se pueden leer los códigos de cada panel para acceder a los vídeos y audios. No debemos olvidar comunicar a los técnicos de la oficina de turismo nuestra intención de realizar la ruta del hilo rojo ya que al finalizarla nos darán la credencial de "Amigo Eterno de la Villa de Ayora" junto con una cinta roja que podremos atar en la argolla del convento donde antes otros muchos ya lo hicieron.


El recorrido, circular y en el sentido contrario a las agujas del reloj, es de poco más de tres kilómetros y comienza junto al Convento de San Francisco. Recorreremos algunas de las principales calles, plazas y parques, barrios (Morería, Altos, el Hueco), ermitas (San José, Santa Lucía, Santa María la Mayor), la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción, y edificios de importancia local.


En resumen, se trata de una ruta turística, histórica y cultural que recorre los principales puntos de la localidad de Ayora, totalmente recomendable para realizar solo, con amigos o con la familia.
Powered by Wikiloc