Revolcadores (Murcia)

SL-CV 13 La Cortada (Cortes de Pallás)


DATOS TÉCNICOS:

Nombre: SL-CV 13 La Cortada.
Municipio: Cortes de Pallás.
Distancia: 8,38 kms.
Duración: 4 h.
Desnivel acumulado: 549 m.
Altitud mínima: 403 m.
Altitud máxima: 817 m.
Fecha: 19 de marzo de 2013.
Track:  pincha aquí para descargar

ACCESO AL INICIO DE LA RUTA: 

Cortes de Pallás no es una población de paso ya que la carretera finaliza en la localidad. Para llegar hasta Cortes, desde Valencia, hay que salir por la A-3 dirección Madrid, y abandonarla por la salida 322 dirección Buñol.  A la entrada de esta población, en la rotonda, tomaremos la carretera CV-425 por la que pasaremos junto a las poblaciones de Alborache y Macastre. Seguiremos un buen rato por esta sinuosa carretera para abandonarla por la CV-428 a la izquierda. Pasamos junto a la aldea de El Oro y finalmente, tras cruzar el río, llegamos a Cortes. El inicio de la ruta está en el lavadero.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:




Si hay alguna senda que todo valenciano aficionado al senderismo debiera hacer sería esta. La senda de la Cortada es un referente en el senderismo, una de las rutas frecuentemente elegida para los que se inician en este deporte. Son ocho kilómetros de recorrido circular que salvan un desnivel a tener en cuenta, desde la población hasta lo alto de la muela. A lo largo de todo el recorrido tendremos unas impresionantes vistas panorámicas y constantes vistas cambiantes. Es un sendero fácil de seguir por la excelente señalización y mantenimiento que lleva.


El inicio de la ruta se encuentra junto a la balsa del lavadero municipal, actualmente reconvertido a centro cultural. La senda comienza ascendiendo por entre las huertas de la localidad, magnífico ejemplo de huerta tradicional abastecida por diversas fuentes (de San Vicente, de Jesús, de Chano,…) que manan sus aguas junto a los márgenes del Arroyo de Cortes y son recogidas por pequeñas acequias. Pronto cruzamos el camino que se dirige al Corbinet y seguimos por un sendero empedrado en el límite entre el pinar y las huertas más elevadas, huertas que poco a poco vamos dejando abajo.


Alcanzamos la bifurcación del sendero. Decidimos seguir hacia la izquierda, en sentido ascendente, para realizar la ruta en el sentido de las agujas del reloj. El sendero no depara confusión alguna y aprovecha las entalladuras del relieve para trazar su zigzagueante recorrido. Una vez superado el cinto de en medio, la senda vira a la izquierda, en dirección nordeste, pero con una pendiente algo más suave que el tramo inicial. A partir de este tramo las vistas comienzan a ser espectaculares, desde donde se puede ver todo el pueblo, sus huertas, el encajonado río Júcar represado aguas abajo, y todos los relieves circundantes, algunos de ellos severamente castigados por los incendios del verano de 2012.


Un punto de referencia en esta subida es el pino de la Cortada, árbol que desafiando a la altura se tuerce hacia el vacío, y desde donde podemos obtener unas de las mejores panorámicas de este tramo. Pasado el pino, la senda se dirige hacia la parte más alta de la ruta a unos 800 metros de altitud, junto al Depósito Superior de la Muela.

 

Recorreremos algo más de un kilómetro por la pista de servicio que rodea esta gran balsa sobreelevada cuya función es la de acumulación de agua del Júcar para la producción de energía hidroeléctrica. Es un tramo llano y bastante rápido. La pista la abandonaremos para seguir por un sendero señalizado hacia la derecha. Seguimos caminando por un tramo llano rodeados de un estrato principalmente arbustivo que nos deja ver unas curiosas formas erosivas en las rocas calizas, llamadas lapiaz. Se tratan de pequeñas formas de disolución superficial, en forma de acanaladuras, que se producen sobre rocas carbonatadas.

 

El tramo llano acaba en el borde de esta parte de la Muela y comenzamos el descenso hacia la cabecera del Arroyo de Cortes. La senda tiene cierta pendiente y hay algunos cantos sueltos en ella por lo que prestaremos atención a la bajada, indicada como bajada del Tol. Tras bordear una pequeña cornisa, el sendero transcurre junto a una pared rocosa en la que hay instalado un pasamanos cableado. La vista parcial de este tramo es impresionante por el perfecto trazado zigzagueante. Durante la bajada podremos contemplar, en la pared rocosa de la Muela, una singular grieta que recibe el nombre de ventana del Águila.

 

Llegamos a una bifurcación que nos desvía, unos 50 metros, hacia cueva Minguita, un pequeño abrigo rocoso con un muro de piedra, que visitamos rápidamente. Seguimos por la senda, junto al margen derecho del arroyo y a cierta altura del cauce. Pasamos justo por enfrente del manantial de San Vicente y enseguida el sendero baja y nos obliga a cruzar por unas piedras el arroyo. Cruzamos a la otra orilla y subimos al camino el cual tomamos dirección Cortes apenas unos metros antes de volver a desviarnos a la derecha para volver a bajar al cauce. Visitamos la cueva de Tejedor, antiguamente usada como corral, antes de cruzar de nuevo el arroyo, pero esta vez por un pequeño puente de madera. En este tramo podemos disfrutar de varias cascadas de tobas que nos dejarán una estampa idílica.

 

El tramo final de nuestro recorrido es relativamente llano, entre un agradable pinar, y ofreciéndonos, donde la vegetación lo permite, vistas de las huertas, el pueblo y el Júcar. Volvemos a encontrarnos con la roca donde está marcada la bifurcación de la senda. El tramo que nos queda es la bajada hasta el lavadero entre las huertas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada