Revolcadores (Murcia)

PR-CV 303 Vall de la Casella (Alzira)


DATOS TÉCNICOS:

Nombre: PR-CV 303 La Casella.
Municipio: Alzira.
Distancia: 11,12 kms.
Duración: 4 h 30'.
Desnivel acumulado: 568 m.
Altitud mínima: 151 m.
Altitud máxima: 433 m.
Fecha: 25 de febrero de 2013.
Track:  pincha aquí para descargar

ACCESO AL INICIO DE LA RUTA:

Llegamos a Alzira y desde la rotonda que hay cerca de la estación de trenes, continuamos por la carretera CV-50 dirección Tavernes de la Valldigna. En la rotonda del bingo, buscamos la Avinguda Vicent Vidal por la que seguiremos hasta ver unas pequeñas indicaciones de la Casella (hay que prestar mucha atención porque son señales pequeñas). Giramos a la derecha por la Av. Parc y seguimos por el camino asfaltado que, tras varios kilómetros, nos conducirá a la Casella.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:


Comenzamos la ruta justo después de pasar los pilares de piedra que hay a cada lado de este camino asfaltado, donde podremos aparcar los vehículos. Tomamos dirección al bar de la Casella y reserva de ciervos, es decir, haremos la ruta en el sentido de las agujas del reloj.
Pronto pasamos junto al bar y seguimos ascendiendo ligeramente hacia la reserva de ciervos. En esta ocasión tuvimos suerte y los pudimos ver. Seguimos y, poco después de pasar por la antigua casa forestal conocida como caseta de Bono, llegamos a un cruce de senderos desde el que hacia la izquierda parte el PR-CV 304 que asciende hasta el pico de la Ratlla. En este punto nos desviamos unos centenares de metros para ir hasta el mirador de esta senda y poder contemplar las vistas que nos ofrece este valle entre las sierras de les Agulles, la Murta y el Cavall. Después de deleitarnos un rato y hacer las pertinentes fotos panorámicas, volvemos de nuevo al camino del que nos desviamos. Seguimos por él durante unos kilómetros contemplando durante todo el recorrido a nuestra derecha el encajado barranco de la Casella y a la izquierda l'Ouet primero y el pic de la Ratlla después.













Caminando llegamos al Pla del Barber, un lugar idóneo para almorzar, a la sombra de altos pinos y sentados en bancos de piedra. Tras reponer fuerzas, visitamos la Font del Barber, y seguimos por el sendero que nos conduce al cauce del barranco.


Y aquí es donde viene lo más divertido de la ruta, unos kilómetros por el cauce pedregoso del barranco, aunque no depara dificultad alguna. Podemos contemplar en algunas losas calizas del cauce la erosión provocada por el agua en episodios de lluvia intensa cuando ha arrastrado materiales de mayor tamaño, como las pequeñas pozas que se pueden encontrar.

Rodeados de una vegetación más espesa, que baja de las laderas de las sierras que nos acompañan hasta el cauce del barranco, proseguimos hacia la Font del Garrofer, que alcanzamos unos kilómetros más abajo, sin lugar a dudas en el sendero debido al excelente marcaje en todo el recorrido. Llegamos a la fuente y observamos que hay varios vehículos aparcados y gente llenando garrafas de agua. Esperamos nuestro turno para refrescarnos y aprovechamos mientras tanto para hacer unas fotos del entorno y de la fauna que vive en la balsa que hay junto a la fuente.




Tras un descanso, decidimos desviarnos hacia la Font de la Teula. El cartel indica una distancia de 0,4 kms y un tiempo de 25 minutos. Tanto tiempo para una distancia tan corta solo podía significar pendiente. Comenzamos el ascenso y comprobamos in situ que la senda se empina, pero no tanto como pensábamos al principio. Alcanzamos la fuente y hacemos una pequeña búsqueda de un "tesoro" escondido por la zona (más información en www.geocaching.com). Lo encontramos, firmamos y volvemos a la Font del Garrofer.

 

















Desde aquí hasta nuestros coches el tramo es sencillo, tan solo hay que continuar por el camino y en unos minutos alcanzaremos el final del recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada