Revolcadores (Murcia)

PR-CV 336 Senda de la Lloma (Cullera)



DATOS TÉCNICOS:

Nombre: PR-CV 336 Senda de la Lloma - Muntanya de Cullera.
Municipio: Cullera.
Distancia: 14 kms.
Duración: 4 h.
Desnivel acumulado: 460 m.
Altitud mínima: 0 m.
Altitud máxima: 233 m.
Fecha: 01 de abril de 2013.

ACCESO AL INICIO DE LA RUTA:

Cullera se encuentra a 42 kilómetros al sur de la ciudad de Valencia, que traducido a tiempo supone poco más de media hora. La salida de Valencia se realiza por la Av. d’Ausiàs March para incorporarse a la V-31, la cual hay que abandonar unos 13 kilómetros más adelante por la E-15/AP-7/N-332 Alicante (por la costa). Unos 8 kilómetros más adelante abandonar la AP-7 por la salida 535, N-332 dirección Sollana, Sueca, Alicante. Seguir por esta vía, actualmente A-38, y después de recorrer unos 16 kilómetros, tomar el desvío hacia Cullera. Al entrar por el norte, se llega rápidamente al parking que hay junto al cementerio, lugar desde donde comenzaremos la ruta.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:





El término de Cullera se encuentra en una gran superficie llana formada por los depósitos aluviales aportados por el río Júcar o Xúquer, planicie sobre la que destaca una elevación calcárea perteneciente al Sistema Ibérico: la Montaña de Cullera, también conocida como la muntanya de les Rabosses. Se trata de un relieve aislado que da lugar al Cabo de Cullera, siendo también el único relieve de la provincia de Valencia que alcanza las aguas del mar Mediterráneo. A lo largo de la historia, muchos han sido los nombres por los que se ha conocido a esta población, siendo el de época musulmana Colla-Aeria (cumbre alta) del que derivó la actual Cullera.

El sendero PR-CV 336 recorre esta montaña por su parte más elevada, cuyo itinerario ofrece unas vistas espectaculares de la desembocadura del río Júcar, de la población de Cullera, su costa, la gran llanura y sus cultivos, la bassa de Sant Llorenç, y de las próximas sierras de Corbera y del Cavall.


La ruta comienza al norte del cementerio donde se encuentra un panel informativo del recorrido, el cual realizaremos en sentido contrario al de las agujas del reloj. Bordeamos el cementerio por un sendero que asciende con suavidad hasta enlazar con el camino del calvario a la altura de la tercera estacón de este zigzagueante vía crucis. Antes de seguir subiendo hacia el castillo, nos desviamos hacia la Torre de la Reina Mora o de Santa Ana, torre islámica con planta rectangular del siglo XIII que formaba parte del conjunto de murallas y torres que fortificaban la segunda albacara del castillo. Posteriormente, y perdido su uso defensivo, fue habilitada como ermita dedicada primero al Arcángel San Rafael, y después a Santa Ana.


Continuamos el recorrido subiendo por el calvario hasta llegar al santuario / castillo de Cullera, lugar ideal para realizar unas panorámicas de las vistas que nos ofrece este punto elevado. El castillo data del siglo XIII y fue mandado construir por el rey Jaime I el Conquistador sobre la antigua fortaleza árabe, lugar desde el que se controlaba tanto el mar como el pueblo y el curso final del Xúquer. Fue declarado BIC, con la categoría de monumento, en 1983. El Santuario de la Virgen del Castillo es mucho más reciente, construido entre los años 1891-1897, dedicado a la patrona de la ciudad de Cullera: la Mare de Déu del Castell, Virgen de la Encarnación.


El sendero prosigue por la parte delantera del santuario y gira hacia la izquierda por un sendero ascendente entre pinos. Rápidamente llegamos al Fort, un fortín construido durante la I Guerra Carlista (entre 1836 y 1839) y que en la actualidad se encuentra en estado de ruina. Conocido como el Fuerte de la Libertad, tuvo como objetivo hacer frente a las tropas carlistas del general Cabrera con fuego de fusil y artillería.
A partir de aquí el sendero transcurre por la parte alta de la montaña de Cullera, ofreciendo vistas tanto hacia el mar como hacia el interior. Pasamos por el punto más elevado de esta elevación, a 233,8 metros de altitud, junto al radar meteorológico. El vértice geodésico Cullera se encuentra sobre el depósito de agua. 


Seguimos por la loma con liguera dirección hacia el noreste buscando la punta del Cabo de Cullera. Descendemos hasta enlazar con un camino que nos acerca hasta las urbanizaciones. A la altura del depósito de agua bajamos por unos escalones hasta el Carrer Nevers el cual seguiremos hacia el faro. El faro de Cullera se encuentra en la Punta del Faro, punto donde la montaña de Cullera más se adentra al mar. Se trata de un edificio de planta circular que alcanza los 16 metros de altura y que entró en funcionamiento el verano de 1858.


A la altura del faro giramos a la izquierda y seguimos descendiendo con vistas al mar. Un poco más abajo nos detenemos en el mirador donde hay una figura de una mujer a la que le falta la cola para ser una sirena. Seguimos hasta la rotonda y tomamos la Av. del Dosel. Transitamos por una zona con pocas edificaciones, al lado del cordón dunar de la playa del Dosel regenerado en 2010 e incluido dentro del Parque Natural de la Albufera.


Nos desviamos hacia la izquierda alejándonos de la playa, entre campos de naranjos, y cruzamos la carretera CV-5030, y seguidamente la acequia de Sant Llorenç. Tomamos el camí del Segon Collado, dejando a nuestra izquierda la bassa de Sant Llorenç, laguna de unas 8 hanegadas que se alimenta de las aguas subterráneas, con una vegetación y fauna características de las zonas palustres. Este tramo y hasta el final de la ruta se realiza por camino asfaltado, por lo que su recorrido es más rápido.


El camí del Segon Collado nos conduce hasta la carretera CV-502. Seguimos por esta último unos metros y la abandonamos hacia la izquierda para entrar en la urbanización Bonavista. Por las calles J.R. Costa Altur, del Cingle y Carbonell llegamos de nuevo a la CV-502, muy cerca del cementerio. Seguimos junto a la carretera y en pocos minutos alcanzamos el punto en el que iniciamos este recorrido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada