Revolcadores (Murcia)

viernes, 5 de diciembre de 2014

Techo de Murcia: Los Odres (1.878 m) - Obispo (2.014 m) - Revolcadores (1.999 m)


Datos técnicos:
Nombre de la ruta: Los Odres – Obispo - Revolcadores.
Municipio: Aldea de los Odres (Moratalla).
Provincia: Murcia.
Techo provincial: Obispo (2.014 m).
Distancia: 13,40 kilómetros.
Tiempo total: 5h 26’.
Tiempo en movimiento: 4h 13’.
Tiempo detenido: 1h 13’.
Desnivel positivo: 978 m.
Altitud mínima: 1.343 m (aldea de Los Odres).
Altitud máxima: 2.014 m (vértice geodésico Obispo).
Tipo: circular.
Señalización: No. Una parte de la ruta coincide con un tramo de sendero marcado como PR.
Dificultad: Media-alta, por el desnivel y la ausencia de senderos señalizados en ciertos tramos.
Cartografía: Mapa Topográfico 1:25.000 909-IV Cañada de la Cruz.
Fecha: 23 de noviembre de 2014.

Descripción:





La mayor cota de la provincia de Murcia se encuentra en su parte noroccidental, en el término de Moratalla, muy cerca del límite con la provincia de Albacete. Es el pico Obispo, con sus 2.014 metros de altitud, el lugar murciano con mayor altitud. Su vértice geodésico corona el Macizo de Revolcadores, también conocido con los nombres de Sierra Seca o Sierra de Moratalla como aparece en los mapas cartográficos. Hasta hace unos años, el vértice geodésico Revolcadores figuraba como la mayor cota de la región de Murcia, pero con las nuevas mediciones este pico ha quedado en segundo lugar, con sus 1.999 metros de altitud.

Este conjunto montañoso, que pertenece al  Sistema Bético, está formado principalmente de calizas y dolomías. El Macizo de Revolcadores se caracteriza por unas cumbres amesetadas y unas laderas con fuertes pendientes. Sobre el suelo, de escaso desarrollo, ha crecido una comunidad vegetal propia de los pisos bioclimáticos Supramediterráneo y Oromediterráneo, pisos de montaña y alta montaña con unas temperaturas y precipitaciones características. Algunas de las especies más representativas de esta sierra son el pino laricio (Pinus nigra subsp. clusiana), la carrasca (Quercus rotundifolia) y las sabinas negral (Juniperus phoenicea) y albar (Juniperus thurifera). También se encuentra muy extendido el cojín de monja (Erinacea anthyllis), especie característica de lugares montañosos a partir de los 1.000 metros de altitud y con predominio de caliza o dolomía.

Debido a la riqueza natural de la sierra, casi 3.500 hectáreas de su superficie se encuentran declaradas como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC Revolcadores) con un aprovechamiento principalmente forestal y en menor medida agrícola.

Los núcleos urbanos más próximos para realizar la subida al Obispo son las aldeas moratalleras de Inazares, Cañada de la Cruz y Los Odres. Nosotros nos decantamos por esta última para iniciar la ruta. Aparcamos a junto a Los Odres ya que a la entrada un cartel indica la prohibición de circular excepto a residentes. Comenzamos la andadura caminando por la calle principal de esta pequeña pedanía y pronto la abandonamos con dirección Noreste. Finaliza el camino en la parte más baja de la falda meridional del pico Los Odres, y a partir de ahí, sin una senda clara, ascendemos rápidamente, en altitud y no tanto en tiempo, hacia este primer vértice geodésico. A pesar de la ausencia de un sendero definido, se camina sin problemas ya que el terreno y la vegetación no son complicados.



Al poco de pasar los dos kilómetros desde el inicio de la ruta, alcanzamos una cresta por la que caminamos hasta el primer pico: Los Odres (1.878 m). Escasa vegetación y suelo rocoso en la parte alta donde podemos disfrutar de unas vistas amplias hacia todas partes. Hacia el Norte se divisa la aldea de Inazares rodeada de montañas por todas partes menos hacia el sudeste. La niebla, el viento y el frío nos animan a que no estar parados mucho tiempo.


Tomamos dirección Noroeste. Descendemos desde el vértice geodésico hacia el Collado del Pino Gordo por la parte de la umbría, donde hay una mayor presencia forestal. En la bajada apreciamos como de muchas ramas de los pinos cuelga el muérdago (Viscum album) cargado de sus bayas de color blanquecino. Una vez en el collado seguimos con la misma dirección Noroeste y comenzamos a subir, por la ladera de la solana, por un suelo rocoso salpicado de cojín de monja y algunos pinos. Antes de alcanzar el Majal de la Sima, tramo en el que llanearemos, enlazamos con un sendero marcado como PR (marcas blancas y amarillas).




Continuar por el sendero se hace mucho más fácil siguiendo las marcas pintadas en las rocas y árboles, o los hitos de piedras colocadas junto a la senda. Desde el Majal de la Sima ya se ve el pico Obispo hacia el que nos dirigimos. Tras llanear un pequeño tramo emprendemos el último repecho hacia el techo provincial, rodeados de un pinar algo más denso. Sin perder las marcas ascendemos hasta los 2.014 metros de altitud en el vértice geodésico Obispo.


Tras deleitarnos un rato con las vistas y la emoción de haber subido a este pico, reanudamos la marcha hacia el tercer vértice geodésico visible desde el Obispo, del cual dista unos 580 metros en línea recta. Y con esa misma trayectoria rectilínea caminamos por la cumbre de esta montaña. A mitad camino entre los vértices nos encontramos con la boca de una sima, en este caso rellenada por tierra y rocas. Es uno de los ejemplos de los procesos kársticos que se producen en la roca calcárea y que son muy frecuentes en el Macizo de Revolcadores. De manera generalizada, por la superficie rocosa vamos a poder contemplar y caminar sobre otra forma de origen kárstico conocida como lapiaz, que son los surcos o acanaladuras que se producen en la roca calcárea debido a su disolución superficial por el agua de lluvia.


Continuamos y dejamos a nuestra izquierda la cabecera del barranco por el que regresaremos. En pocos minutos alcanzamos el vértice geodésico Revolcadores (1.999 m), lugar que aprovechamos para hacer unas cuantas fotografías ya que la niebla ha desaparecido y brilla el Sol. Desde aquí tomamos dirección Este para descender al lecho del barranco. Una rápida bajada con algo de piedra suelta y una pendiente considerable nos conduce hasta una senda definida y marcada con hitos de piedra.



Seguiremos sin confusión alguna durante tres kilómetros y medio por la senda del cauce del barranco, una fantástica senda rodeada de una abundante vegetación y sin dificultad. Solamente encontraremos un par de pequeños y fáciles destrepes a lo largo de este tramo. A medida que vamos descendiendo el barranco se va abriendo poco a poco. Nos encontramos con un dique de contención o laminación de avenidas, que sorteamos por un lado, y seguimos por el cauce del barranco, mucho más arenoso. Abandonamos el barranco por un camino que sale de su cauce, camino que entre los campos de cultivo de secano nos conduce hasta la aldea de Los Odres, la cual cruzamos hasta alcanzar el lugar donde estacionamos.



2 comentarios:

  1. Hola Jesús.
    Un buen 3x1 el que habéis hecho.Tuve ocasión de ir hace un tiempo con Naturaleza Senderos y La Revolta,pero al final no fui....Me la apunto y como te he comentado en facebook,un buen reto también el de los vértices mas altos de cada Comunidad..jejeje..Hay material...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.
      Muchas gracias por tus comentarios. La verdad es que solo recibo comentarios tuyos y algunos esporádicos de Mariano, jejeje.
      La ruta es durilla pero acabas satisfecho cuando subes a los tres picos. Y el regreso por el barranco es fantástico. Espero que la disfrutes tanto como yo.
      Un saludo compi!!!

      Eliminar